Cuando bebes agua de un dispensador de Eres Agua, estas bebiendo agua purificada por un triple filtro y proveniente de agua de manantial, lo que significa que tiene un sabor inmejorable.

EL SABOR DEL AGUA DE LOS DISPENSADORES DE ERES AGUA

Comúnmente se piensa que el agua no tiene sabor, de hecho es una de las primeras cosas que aprendemos sobre las características del agua: es incolora, inodora e insípida. Pero la verdad es que el agua en determinadas zonas de nuestra geografía no cumple estrictamente con esas cualidades.

Muchas veces el agua se muestra turbia, con una especie de neblina que se aprecia perfectamente cuando la servimos en un vaso claro. Esta turbiedad tarda tiempo en pasarse pero en otras ocasiones permanece un residuo que nos hace desconfiar de la limpieza del vaso y sin embargo es el propio agua la que parece estar coloreada.

En cuanto al olor, también hay ocasiones en que apreciamos que no es del todo inodora sino que huele un poco a agua estancada o por otro lado nos sorprende el olor a cloro que ns recuerda al agua de la piscina y que condiciona nuestro gusto.

En ocasiones sucede también que en ciertos lugares a los que, por motivos de salubridad o de distribución, el agua llega con sabores “añadidos” que no apreciamos en absoluto cuando probamos el sabor del agua pura como la que distribuimos en Eres Agua donde nos comprometemos con la calidad de nuestro producto entendiendo que es un bien de consumo imprescindible y sus cualidades deben ser excelentes.

El sabor del agua al beberla sola mejora sustancialmente cundo utilizamos un dispensador de agua en casa como los que podrás encontrar en nuestro catálogo. Pero también apreciaremos esta mejora en el sabor de todos aquellos platos, bebidas o alimentos que preparemos con ella.

Haz la prueba y anímate a beber agua pura servida por uno de nuestros dispensadores.