Estas fuentes están especialmente pensadas para las siguientes empresas:

  • Empresas con sedes en provincias con presencia de aguas duras o muy duras.
  • Que no dispongan de espacio para almacenamiento de botellas.
  • Quieran controlar su presupuesto de consumo de agua en la oficina.
  • Que no quieran depender de un servicio de reparto.
  • Quieran un agua ilimitada de consumo, con un sabor agradable y liviano.

Para todos estos casos las fuentes de osmosis inversa en la oficina, dan respuesta a estos beneficios.

Mediante una sencilla conexión a la toma de agua de la oficina, lo que necesitamos es un grifo, se instala cómodamente permitiendo disfrutar de todos estos beneficios.

Os recordamos las fases del proceso de osmosis inversa

  1. Sedimentos y carbono activado: elimina las impurezas disueltas en el agua, el olor, sabor y turbidez del agua.
  2. Membrana de osmosis: mediante presión, eliminar todas las impurezas del agua incluso aquellas inapreciables de tamaño infinitesimal.
  3. Filtro remineralizador: dado que deja el agua casi pura, estos filtros aportan la cantidad de minerales adecuada, para mantener el equilibrio y sabor adecuada en el agua de consumo de la oficina.

A la hora de elegir la fuente de agua para tu casa te recomendamos eso sí, que tengas en cuenta las citadas propiedades. Así, descubrirás que la llamada sobremesa está especialmente recomendada para una vivienda de una sola persona en base a su capacidad de enfriamiento. Mientras que cualquiera de las otras dos están pensadas, en función de ese criterio, para hogares de varios miembros.