Si has investigado para elegir un plan de adelgazamiento en el último tiempo te habrás dado cuenta de que, en lugar de limitarnos las calorías limitando los aportes proteicos nos recomiendan vigilar y controlar el consumo de azúcar.

¿PROBLEMAS CON TU PESO? ¿QUIZÁS ESTÁS CONSUMIENDO DEMASIADA AZÚCAR?
Si has investigado para elegir un plan de adelgazamiento en el último tiempo te habrás dado cuenta de que, en lugar de limitarnos las calorías limitando los aportes proteicos nos recomiendan vigilar y controlar el consumo de azúcar.

Leyendo las etiquetas que detallan la composición de lo que consumimos podemos comprobar que todo, absolutamente todo, contiene una cantidad importante de azúcar añadido, incluso alimentos que nunca relacionaríamos con el azúcar como son los embutidos contienen una cantidad significativa que nunca sospecharíamos.

Una de las principales fuentes de azúcar que aumentan nuestro límite diario recomendado son las bebidas gaseosas, refrescos y zumos envasados que nos tomamos como si nada, con la intención de refrescarnos saciar la sed o “tomar algo” cuando quedamos con amigos.

Es impresionante ver la fotografía que nos muestra la cantidad de azúcar en gramos que contiene un refresco, un batido, una bebida isotónica… sin embargo, frente a cualquier opción de bebida refrescante, el agua no contiene azúcares y es lo más sano y refrescante que puedes consumir.

Esto es todavía mucho más importante si hablamos de niños, cuyos cuerpos se están formando todavía, hacen mucho ejercicio y necesitan hidratarse para mantener la actividad física y mental que realizan diariamente. En su caso el consumo de azúcar a través de los líquidos: zumos, batidos, refrescos, se añade al de los productos dulces que tanto les gustan

Tener uno de nuestros dispensadores de agua purificada en casa o en tu lugar de trabajo hace que sea mucho más fácil deshacerse de las bebidas azucaradas y quitarse la sed de una forma saludable.

Además de promover costumbres saludables para toda la familia apreciarás también un considerable ahorro económico que supondrá el dejar de comprar tantas bebidas azucaradas para consumir en casa.