Las infusiones son una fuente más de vitaminas, un aporte de sabor al paladar y lo mejor, te mantendrá hidratado para combatir las altas temperaturas.

Hay miles de recetas, pero para el verano son las que se hacen a base de frutas y hierbas ya que al estar más expuestos a los nocivos rayos del Sol, el organismo requerirá más antioxidantes para la piel.

Por otro lado, tomar infusiones frías en verano te mantendrá alejado de las bebidas con gas y con muchisima azúcar

Aqui te dejamos algunas recetas:

TÉ HELADO
Es un clásico para los amantes del té. Es perfecto para eliminar líquidos retenidos o como antioxidante (té rojo o té verde). Su preparación no tiene misterio, sólo tendrás que preparar bastante en una jarra, sazonarlo (si es necesario) con miel y disfrutarla.

ROOIBOS FRÍOS
Para los sensibles a la cafeína, los rooibos son la mejor opción y tan fácil como la anterior. Una mezcla muy recomendable:rooibos con vainilla. se compra preparada, en tiendas de té, y se puede hacer con la propia bolsita de rooibos y la rama de vainilla reposando en el agua hirviendo.

Es un sabor que engancha en cualquier época del año. Lo mejor es que no necesitarás aderezarlo con azúcar ni sucedáneos.

INFUSIÓN DE NARANJA
Deberás preparar corteza de naranja y menta. Lava bien la corteza de naranja, hierve agua con las cortezas dentro. Una vez lo tengas añade una cucharada de menta o dos o tres hojas en caso de que las tengas naturales. Déjala actuar un poco y métela en la nevera por unas horas. Cuando vayas a beberla, filtra las cortezas y hojas y ¡a beber!

El agua de nuestras fuentes es magnífica para preparar estas deliciosas infusiones. Te invitamos a verlas en nuestra web