Camas que suben y bajan, armarios que se desplazan, mesas que emergen del suelo… No, no nos referimos a casas invadidas por una familia de espíritus, sino a una original forma de diseñar interiores para sacarle el máximo partido a las viviendas de pocos metros.

Estos entornos versátiles y que mutan como por arte de birlibirloque se basan en sistemas de mobiliario móvil que permiten aprovechar todo el espacio, de tal manera que este se adapta a ti, a tu manera de vivir, y no tú a él, como suele suceder.

Esta tendencia está despuntando en nuestro país de la mano de estudios como Pequeñas Grandes Casas, que se planteó el diseño de casas convertibles porque “cada vez son más caras y cada vez tenemos menos poder adquisitivo”, explica Carmelo Rodríguez, arquitecto de PKMN Architectures.

De momento, han reformado ya tres viviendas en España, dos de forma integral. En una de ellas, la dueña quería transformar su casa de 50 metros en su estudio de diseño y la han adaptado a sus deseos con tres muebles que ella mueve de forma manual en función de sus necesidades: un mismo espacio hace de habitación, cocina y estudio de trabajo.

ERESAGUA puede contribuir a esta tendenca de optimización de espacio con su Fuente INOX con nevera que aúna elegancia y alto rendimiento en un aparato moderno, con estilo y fabricado en acero inoxidable.